Existen pasajes musicales creados exclusivamente a partir de una sucesión de acordes de sexta, generalmente de breve valor,  que se mueven de forma paralela. Esta sucesión se denomina serie de sextas

La serie de sextas debe interpretarse como un caso de doblamiento de una línea melódica. Cualquier explicación de este fenómeno desde un punto de vista funcional resultará inútil. A continuación tenemos un ejemplo extraído de Beethoven. Pertenece al minué de la Sonata op.2 nº 1.
 
En la práctica armónica, con el fin de no cometer  faltas, los acordes de sexta se disponen de manera que la 6ª esté por encima de la 3ª. Asimismo, una voz debe mantenerse en silencio para evitar la aparición de 8as seguidas.  Según sea el caso, se callará una voz u otra para que los acordes siempre estén en disposición cerrada.

Este último ejemplo no debiera interpretarse como un caso de serie de sextas, ya que su estrato armónico no pretende en ningún momento doblar la melodía.

Schumann. Álbum de la juventud, Siciliano.

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro