Influenzavirus A

(Gripe porcina, Gripe A, H1N1)

 

CÁPSIDE
 
La cápside es la envoltura proteica que envuelve al ácido nucleico. Ésta a su vez se compone de unas subunidades más pequeñas denominadas capsómeros. La cápside de los ortomixovirus (virus de la gripe) tiene forma helicoidal.
 
Denominamos nucleocápside al conjunto formado por el ácido nucleico y la envoltura proteica.
 
La función principal de la cápside es proteger al ácido nucleico de las agresiones externas. Un ejemplo es que impide la digestión del genoma vírico por parte de las nucleasas.
 
Otra función es la de proporcionar adhesinas, que facilitan la unión con la célula huésped.
 
En definitiva, protege al virus y aumenta su capacidad de infección.
 
 
CUBIERTA
 
La envoltura o cubierta es la parte más externa del virus. Suele contener lípidos del huésped y proteínas específicas del virus (proteínas de matriz y glucoproteínas).

Los virus que carecen de cubierta se denominan virus desnudos.
 
Las proteínas de la matriz sirven de enlace entre la cápside y la cubierta.
 
Los antígenos externos están formados por glucoproteínas. Estas glucoproteínas funcionan como hemaglutininas y neuraminidasas.
 
Podemos concluir diciendo, que la cubierta actúa como una capa protectora frente a las condiciones ambientales y también puede facilitar la infección en algunos casos.
 

En el caso de la gripe, el virus posee una cubierta formada por una doble capa de lípidos. Esta capa lipídica recubre por el interior la proteína de matriz mientras que en su parte externa presenta glucoproteínas (hemaglutininas y neuraminidasas). Estas glucoproteínas externas actúan como antígenos responsables de la unión del virus con los receptores celulares del huésped (células del aparato respiratorio) y su posterior penetración en la célula. También mejoran la liberación de los virus y aumentan la expansión de éstos.

 

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio

Categorías
Canal Sapo Sabio
Numen, rock progresivo