Homopolisacáridos

Los polisacáridos son polímeros de elevado peso molecular, formados por uniones de más de 3 monosacáridos mediante enlace O-glucosídico tras perder una molécula de agua. No tienen sabor dulce, ni poseen poder reductor (no se disuelven en agua) y no cristalizan.

Una de sus funciones principales es la reserva de energía. Estas moléculas energéticas poseen enlaces α-glucosídicos. Otros polisacáridos tienen enlace β-glucosídico y su función es estructural.
 
Si se forman por uniones del mismo monosacárido se llaman homopolisacáridos, y si son uniones de varios monosacáridos distintos se denominan heteropolisacáridos.
 
Los homopolisacáridos más importantes son la celulosa, el almidón, el glucógeno, la quitina, y los dextranos.
 
La celulosa está formada por uniones lineares de β-D-glucosas con enlaces β(1-4). Se encuentra en la pared de las células vegetales. Estas cadenas lineares se colocan de forma paralela y se unen mediante puentes de hidrógeno. La celulosa es una molécula que las enzimas digestivas no pueden hidrolizar, por lo que en el intestino aumenta el peristaltismo y facilita la defecación ayudando a regular el estreñimiento, es lo que se conoce como fibra en los productos alimenticios.
 
El almidón es una sustancia de reserva energética en los vegetales, que aparece sobretodo en semillas y tubérculos. Así, las plantas obtienen energía sin necesidad de luz. En lugares fríos o en épocas con menos horas de sol, como en invierno, se producen estas estructuras de reserva en las plantas (patatas, zanahorias,…). El almidón se acumula dentro de las células vegetales en vesículas de reserva (plastos), de esta forma, al no estar disuelto en el citoplasma, no influye en la presión osmótica de la célula y en poco volumen se puede acumular gran cantidad de energía. El almidón está formado por 2 tipos de moléculas, las cuales están compuestas por  α-D-glucosas. Son la amilosa (30% del almidón) y la amilopectina (70%). La amilosa es una molécula helicoidal de glucosas unidas por enlaces α(1-4) que al hidrolizarse dan maltosas. La amilopectina es una molécula también helicoidal de glucosas unidas por enlaces α(1-4) que cada 12 moléculas tiene una ramificación en posición α(1-6) formando radicales de 12 glucosas unidas mediante enlaces α(1-4). Al hidrolizarse da maltosa e isomaltosa.
 
 
El glucógeno es la reserva de energía en los animales, se encuentra en el hígado y en el músculo estriado. Es una molécula formada por α-D-glucosas unidas con enlaces α(1-4) y cada 10 glucosas tiene ramificaciones con enlaces α(1-6). Las glucosas de estas ramificaciones, se unen con enlaces α(1-6), a diferencia del almidón.
 
La quitina es el componente más importante dentro del exoesqueleto de los artrópodos. En los crustáceos aparece junto con el carbonato cálcico (CaCO3). Se trata de un polímero de N-acetil-glucosaminas unidas mediante enlaces β(1-4) sin ramificaciones. Estas cadenas se disponen de forma paralela.
 
Los dextranos son las moléculas de reserva en bacterias y levaduras. Son polímeros de α-D-glucosas unidas mediante enlaces α(1-6) con muchas ramificaciones en posiciones α(1-2), α(1-3) y α(1-4).
 
 

2 comentarios para “Hidratos de carbono (III)”

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio

Categorías
Canal Sapo Sabio
Numen, rock progresivo