La enarmonía se produce entre notas diferentes del mismo sonido. Por ejemplo, fa y mi# son notas enarmónicas.

Cuando enarmonizamos un intervalo, podemos hacerlo de dos maneras diferentes: de forma parcial o total. La enarmonización parcial afecta a una de las dos notas del intervalo, mientras que la total afecta a ambas. Normalmente, cuando realizamos una enarmonía total, preferimos que el intervalo resultante no cambie su dimensión y calificación original. En el gráfico siguiente podemos ver distintos casos de enarmonización. Si comparamos el intervalo original del ejemplo con el resultante de la enarmonización total, veremos que ambos son una tercera menor. Por el contrario, las enarmonizaciones parciales provocan cambios en la dimensión y calificación del intervalo a enarmonizar.

Este procedimiento también es aplicable a un acorde. De hecho, resulta muy útil para modular, como veremos en el próximo post. El caso más interesante es el que se refiere a la enarmonización de los acordes de séptima disminuida.

2 comentarios para “Enarmonía”

Deja un comentario

Categorías
Archivos
Cursos de interés
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro