Las sextas aumentadas conforman una familia que tiene en común dos características: primera, un  intervalo en su estructura interna de 6ª aumentada, que da nombre a toda la familia, y, segundo, su origen en la transformación del acorde de dominante de la dominante. Cojamos, para entender su formación, por ejemplo, el (V-V) con 7ª  en segunda inversión. Si rebajamos su 5ª (nota del bajo) medio tono, obtenemos un intervalo de 6ª aumentada entre ésta y la 3ª del acorde. El acorde obtenido es conocido como sexta aumentada francesa.

Al igual que la dominante de la dominante, los acordes de sexta aumentada suelen resolver, si no lo impide ningún condicionante especial, hacia la dominante o la segunda inversión cadencial de tónica, como puede apreciarse en el gráfico. Asimismo, podemos observar cómo el intervalo de 6ª aumentada resuelve por movimiento contrario, siguiendo la dirección de las alteraciones, y buscando la 8ª justa. El resto de notas del acorde resuelve de acuerdo con la normativa armónica general.

Un comentario para “Sextas aumentadas I”

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro