Resulta práctico e interesante emplear notas guías tanto en la improvisación de solos como en la creación de voicing o background. Cuando estamos realizando nuestro solo, podemos utilizarlas para dibujar perfectamente los acordes. Asimismo, pueden sernos útiles como punto de partida. A la hora de aprender un nuevo estándar, podemos realizar un estudio con este tipo de notas. Los instrumentos de viento suelen emplearlas en las jam sessions, aplicándoles un ritmo interesante que sirva de acompañamiento a los solos que se estén realizando. En los arreglos de agrupaciones medianas y grandes, también se emplean de la misma manera junto con la nota fundamental del acorde; a esta técnica de arreglo se le denomina spread.

Veamos un ejemplo práctico suyo. Usemos un blues que sirva de base para conducir algunas voces con las notas guías de cada acorde. Buscaremos las distancias más cortas entra las notas guías de un acorde y las del siguiente.

Como puede verse en el gráfico, que usemos en una voz cualquiera la 7ª no quiere decir que ésta tenga que progresar sobre la 7ª del siguiente acorde. Conducimos la 7ª a la 3ª del siguiente acorde, porque es la nota más cercana.

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro