Denominamos intervalo a la diferencia de alturas entre dos sonidos. Los intervalos poseen diversas características si atendemos a varios aspectos.

Decimos que un intervalo es ascendente cuando el segundo sonido es más agudo que el primero. En el caso contrario el intervalo es descendente.

Cuando el intervalo está formado por dos grados sucesivos (por ejemplo, I y II), el intervalo es conjunto. Cuando entre los sonidos implicados en un intervalo puede incluirse uno intermedio, el intervalo es disjunto.

Todos aquellos intervalos que no sobrepasan el ámbito de una octava (distancia existente entre dos notas sucesivas con el mismo nombre, pero diferente altura) son intervalos simples. Los que lo sobrepasan se llaman compuestos.

Los intervalos pueden ser melódicos, como los que se muestran en esta entrada, o armónicos cuando, por ejemplo, forman parte de acordes

 Los intervalos suelen denominarse por el número de grados que abarcan, incluyéndose ellos mismos en su cuenta. Por ejemplo, entre Sol3 y Repodemos incluir La3, Si3 y Do4; en total 5 grados, por tanto el intervalo es de quinta.

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro