La 9ª de dominante, por ser un acorde de cinco notas (quintíada), posee cuatro inversiones. Las inversiones más empleadas son la 1ª y la 3ª en la escritura coral por motivos evidentes (omisión de la 5ª y colocación de la 9ª por encima de la sensible), aunque en la práctica compositiva todas son posibles.

El uso de la 2ª inversión supone la aparición de una voz más por medio de un divisi. Igualmente, debemos recordar que los acordes de 2ª inversión, sean de la clase que sea, han de utilizarse atendiendo a unas normas prestablecidas.
 
Los factores superiores de este acorde (7ª y 9ª) deben situarse en las voces superiores con el fin de que se perciba claramente la sonoridad típica de este acorde (resolución escolástica).
 
 

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro