Siguiendo con el post anterior, la tercera operación se refiere a las alteraciones accidentales. Para entender este paso, necesitamos el siguiente gráfico. En él, se ordenan las armaduras de bemoles a sostenidos, de izquierda a derecha. Gracias a él obtenemos las diferencias. En nuestro caso, pasamos de una tonalidad con ninguna alteración a otra con 4 sostenidos, por tanto tenemos 4 diferencias ascendentes.

Las diferencias ascendentes  afectan a las notas alteradas accidentalmente con sostenidos de acuerdo con el número de diferencias y el orden de sostenidos de la armadura. Como en este ejercicio tenemos 4 diferencias ascendentes, subiremos un semitono a las notas alteradas que se llamen  Fa, Do, Sol y Re (las primeras 4 en el orden de sostenidos de la armadura) según la nueva clave.
 
 
En nuestro caso, leyendo en Fa en 4ª, como notas accidentales sólo tenemos La# y Si#, notas que no se ven afectadas por este paso. En el caso de que hubiésemos tenido, por ejemplo, un Fa#, tendríamos que haberle subido un semitono, con lo cual hubiese resultado ser un Fax.
 
Más adelante, volveremos con este asunto para ver qué pasa con los bemoles.
 
El último paso consiste en ubicar el transporte en la 8ª apropiada. En este caso, hemos de subir 2 octavas. A continuación, tenemos el resultado de todas las operaciones mentales a realizar.
 
 
 

2 comentarios para “Transporte mental II”

  • andres:

    ¿Porque hay que modificar la octava? No comprendo el cambio que se produce en la tesitura, en un algunos fragmentos se cambia y en otros se mantiene ¿porque?

  • Devesa:

    Los cambios de octava se producen cuando se usan claves que trasladan mentalmente el fragmento original una o dos octavas por encima o por debajo de lo correcto.

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro