Hace más de un mes, abordamos el tema de las notas de adorno. En aquella ocasión, tratamos de las notas de paso y de las bordaduras, dos de las notas de adorno, junto con los retardos (o suspensiones), más frecuentes de utilizar desde los inicios de la música polifónica.

Dedicaremos una serie de posts al retardo por la especial atención que requiere su uso correcto.
 
El retardo no es más que una nota real de un acorde que prolonga su duración de modo que se convierte en nota extraña del siguiente acorde al invadir su espacio sonoro con el fin de crear una cierta tensión. Esta invasión provoca el desplazamiento de una nota real (o nota retardada) respecto a las demás notas del acorde.
 
 
El retardo suele estar ligado a la nota real de la que procede, aunque existen casos provenientes, principalmente, de la literatura musical vocal en los que se omite su uso por adaptación del texto. No conviene confundirla, pues, con la apoyatura, nota de adorno caracterizada, además, por su acentuación.
 
 
Los dos fragmentos publicados en esta entrada corresponden al mismo coral (An Wasserflüssen Babylon) de J. S. Bach. Ambos retardos difieren en el uso o no de la ligadura.
 

 

6 comentarios para “Retardos I”

  • […] a partir del Clasicismo, que suele confundirse con notas de paso en tiempo o parte fuerte, y retardos sin ligar. Las apoyaturas pueden ser superiores o inferiores. En el caso de las inferiores, […]

  • Abner:

    Exelente………..sigo leyendo……

  • Profesor por lo que veo hay dos tipos de retardos,uno con ligadura y otro sin ligadura,o sea

    lA semicorchea se convierte en um tiempo y medio por ligarse con la negra,y el otro retardo queda sin ligar.gracias profesor,por brindarnos sus conocimiento!

                                                            Un servidor.

                                                                           Hector L. Ordonez.

     

  • Devesa:

    Hola Héctor. No es que haya dos tipos de retardos, sino que dependiendo de la intención del autor, puede estar o no ligada. Podemos ver cómo no se liga cuando, por ejemplo, hemos de acoplar una letra y el silabeo nos impide aplicar una ligadura.

     

     

     

  • Alberto:

    Hola, Sapo Sabio;

    Tengo una pregunta, a ver si me puedes aclarar esto. En el segundo caso, la nota sol de la contralto no está ligada al sol del compás anterior. Nota ajena a la armonía en parte fuerte, que resuelve a otra que sí lo es (el fa). ¿Por qué no es apoyatura?

    Gracias

  • Devesa:

    Hola Alberto,

    Como dije anteriormente, depende de la intención del autor. No obstante, comentarte que hablar de apoyaturas en el periodo barroco no es muy correcto. No deberíamos olvidar que la apoyatura tiene una marcada acentuación a diferencia del retardo y, por tanto, debería indicarse mediante el símbolo > o empleando una ligadura de dos notas.

     

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro