Vamos a dedicar el post de hoy a la realización de un pequeño ejercicio de armonía. Se trata de un fragmento que contiene una secuencia. Antes de nada, conviene señalar el modelo y las repeticiones (una en este caso).

 
Antes de empezar a escribir nada, es preciso señalar que la corrección de una secuencia en buena medida depende de la corrección al enlazar el modelo con la repetición. Por tanto, es recomendable escribir el principio del modelo, sin acabarlo, para conocer el principio de la repetición y los posibles obstáculos armónicos a sortear (como quintas y octavas).
 
 
Por otra parte, también debemos llevar cuidado en no incurrir en faltas en el modelo, ya que éstas volverán a aparecer en las siguientes repeticiones.
 
En ocasiones, puede presentarse alguna falta armónica en alguna repetición que no posee su correspondencia en el modelo. En tal caso, no se considerará defectuosa la repetición.
 
Por último, hemos de fijarnos en la tendencia que muestra la secuencia en cuanto a dirección melódica. En nuestro caso, tiende a subir, por lo que el modelo no debería ser muy agudo para evitar exceder el rango vocal en las repeticiones (como sucede con la soprano, que alcanza un Sib4).
 
 

  

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro