Resulta curioso observar cómo una práctica considerada indeseable en una época se vuelve habitual en otra posterior,  o viceversa. Este es el caso del recurso musical que nos ocupa hoy: la secuencia (o marcha progresiva). El recurso de la repetición adquiere valor durante el Barroco, grosso modo, contradiciendo en cierta medida la práctica musical anterior que huía de su uso, en pro de la continua exposición de material nuevo. El uso de secuencias  se enmarca dentro de esta nueva práctica, ya que se fundamenta en  la repetición inmediata de células armónicas y motívicas en alturas distintas (normalmente dentro del ámbito inferior o igual a una tercera ascendente o descendente).

La secuencia está constituida por un segmento que se repite, llamado modelo, y por sus siguientes repeticiones. El modelo raramente se repite más de dos veces debido a la fatiga que sufre. Asimismo, la conexión entre los distintos segmentos se realiza de la forma más natural posible evitando cometer infracciones armónicas.

A continuación, un posible análisis de la secuencia de la Fantasía de la Partita nº3 de J. S. Bach.
 
.
 
 
 
  

Un comentario para “Secuencias I”

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro