Las notas de paso, al igual que sucede con otras notas de adorno, pueden alterarse cromáticamente, siempre que resuelvan ascendentemente de semitono. La atracción que siente la primera nota de este intervalo en su resolución sobre la segunda es tal que el oído admite con naturalidad que esté alterada. De hecho, la gran mayor parte de las alteraciones accidentales presentes en una partitura y que no estén justificadas por modulación, suelen pertenecer a dominantes secundarias o a notas de adorno alteradas.

También existen casos de notas de paso alteradas descendentes que forman parte de fragmentos melódicos cromáticos.
Mozart. Sonata KV 570, I

Para acabar con las notas de paso, téngase presente al utilizarlas que éstas no sirven para ocultar ciertas faltas armónicas, como las 8as y las 5as seguidas. Asimismo, pueden provocar faltas que no se admitirán como válidas.

 

Un comentario para “Notas de paso II”

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro