La cadencia imperfecta es una alternativa a las cadencias conclusivas vistas hasta el momento. Está fundamentada en la célula armónica V – I. Difieren de la cadencia perfecta en el uso de uno de sus acordes invertidos (por ejemplo, V6 – I o V – I6). El uso de inversiones atenúa la sonoridad conclusiva de la estructura formada sólo por acordes en estado fundamental.

Sonatina vienesa nº 6, I. Mozart.
 
 

 

Impromptu op.142, nº2. Schubert.
 
  

 

Podríamos calificar también de imperfectas a aquellas cadencias en las que el acorde de V es sustituido por el de séptima sobre sensible.
 

Sonata KV 457, I. Mozart.
 
 
 
Dejo al lector que interprete la siguiente cadencia formada por la estructura que sigue al gráfico.
  

Cuadros de una exposición, Gran puerta de Kiev. Musorgsky.
 

 

 

Un comentario para “Cadencias conclusivas IV”

Deja un comentario

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro