Archivo de enero de 2009

Para el estudio de la armonía de jazz y su posterior improvisación, es necesario conocer los cifrados utilizados dentro de este estilo. Sin un dominio de su cifrado es muy difícil poder realizar una improvisación segura y lógica.

Dedicaremos cuatro apartados a su estudio:

  1. Nombre de las notas
  2. Acordes tríadas
  3. Acordes cuatríadas
  4. Inversiones y diferentes tipos de cifrado

Comenzaremos esta primera sección diciendo que el cifrado americano utiliza las siete primeras letras del abecedario: A, B, C, D, E, F y G. Su equivalencia con la notación tradicional es la siguiente:

C D E F G A B
Do Re Mi Fa Sol La Si

Éste sería el cifrado correspondiente a las notas naturales. En el caso de que, además, estén alteradas, se escribirá primero el nombre de la nota y después la alteración.

Ejemplo: G# (Sol sostenido); Gb (Sol bemol)

Solemos denominar cada una de las notas que forma parte de una escala mayor o menor con el nombre de grado. Según sea el orden dentro de la escala, además se les asigna un número romano. De esta manera, la primera nota también se denomina primer grado (I grado) o la quinta, quinto grado (V grado). Tradicionalmente cada uno de los grados ha sido bautizado con un nombre relacionado con la función que desempeñaba dentro del contexto tonal.

Tipo de Escala Grado Nombre tonal
Escala mayor

I

II

II

IV

V

VI

VII

Tónica

Supertónica

Mediante

Subdominante

Dominante

Submediante o Superdominante

Sensible

Escala menor

I

II

II

IV

V

VI

VII

Tónica

Supertónica

Mediante

Subdominante

Dominante

Submediante o Superdominante

Subtónica (natural) o Sensible (armónica o melódica)

El VI grado recibe dos nombres, aunque el de submediante tiene unas connotaciones interesantes a nivel tonal, como ya veremos más adelante cuando hablemos de las relaciones mediánticas.

El VII grado recibe el nombre de sensible cuando mantiene una distancia de semitono con la tónica. La fuerza de atracción que ejerce la tónica sobre este grado es una de las claves para entender gran parte del funcionamiento del sistema tonal. Por el contrario, cuando se sitúa a distancia de tono del I grado, recibe el nombre de subtónica, como sucede en el modo menor.  La atracción que siente la subtónica por resolver sobre la tónica es mucho menor. que la que siente la sensible. Dicha carencia ha sido solventada por los compositores mediante la alteración ascendente de este grado. De este modo surgen los derivados del modo menor: la escala menor armónica y la melódica.

 

La serie armónica, también conocida como fenómeno físico-armónico, es el conjunto formado por un sonido llamado fundamental (o primer armónico) más una sucesión de sonidos concomitantes, denominados armónicos, cuyas frecuencias mantienen una relación de números enteros con la frecuencia del fundamental. De este modo, la frecuencia del segundo armónico es el doble del primer armónico, el tercero el triple del primero, y así sucesivamente. El número en el orden de la serie determina una frecuencia exacta. La mayor parte de las afinaciones de los armónicos se desvía de las establecidas por nuestro sistema temperado. Ciertas desviaciones son notorias, por lo que recurrimos a su representación en negrilla para indicar tales casos.


La serie armónica no sólo comprende los 16 armónicos que hay en el gráfico, sino que se extiende hasta los límites de nuestra percepción sonora. Igualmente, conforme nos alejamos del primer armónico, los intervalos se vuelven progresivamente más pequeños,  lo que da lugar a intervalos microtonales.

El número de orden del Do3 en la serie armónica anterior es 4, y el del Do2 es 2. Como 4 es el doble de 2, la frecuencia del Do3 es el doble que la del Do2. Según este razonamiento es posible averiguar la frecuencia de cada armónico a partir de la frecuencia de cualquiera de ellos. Por ejemplo:

Si la frecuencia de La3 es 440 Hz, obténganse las frecuencias de La4, Mi4, Re4, Re#4, Fa3 y Mib4.

Para averiguar la afinación de cada una de ellas, utilizaremos la serie armónica de La. Asimismo, nos será de gran ayuda formar intervalos a partir de La3 con las notas cuyas frecuencias hemos de averiguar.

Están marcados, junto con la serie armónica, los intervalos que vamos a necesitar para obtener las frecuencias pedidas. En el caso a, el intervalo formado entre La3 y Laes una octava justa. La octava justa está representada por el quebrado 2/1 . El quebrado que define un intervalo ascendente se forma poniendo en el numerador el número de orden del armónico más agudo y en el denominador, el del más grave.

Aplicamos a 440 este quebrado para obtener la frecuencia de La4.

440 x 2/1 = 880

La frecuencia de La4 es 880 Hz.

La solución al resto de casos es:

b) 5ªJ = 3/2; 440 x 3/2 = 660 Hz

c) 4ª J = 4/3; 440 x 4/3 = 586,7 Hz

d) El intervalo de 4ª aumentada puede dividirse en uno de 3ª M (5/4) y otro de 2ª M (9/8). Su quebrado sale de multiplicar los quebrados de estos dos: (5×9)/(4×8) = 45/32; 440 x 45/32 = 618,75 Hz.

e) 3ª M = 5/4; al ser el intervalo descendente, invertimos el quebrado;440 x 4/5 = 352 Hz.

f) 5ª dism, igual que en el caso d); 3ªm (6/5) + 3ª m = 36/25; 440 x 36/25 = 633,6 Hz, de lo que se deduce que, según los cálculos efectuados en base al fenómeno físico-armónico, re# no es lo mismo que mib.

 

Una vez conocidos los distintos tipos de acordes tríadas, practiquemos construyéndolos sobre otras fundamentales (nota que da nombre a un acorde y sobre la que se forma éste).

 

A continuación tenemos cuatro ejemplos, cada uno de ellos correspondiente a un tipo distinto de tríada. El primer paso consiste en escribir la fundamental del acorde. Después, hemos de superponerle a distancia de tercera otra nota. Dependiendo de cada caso, ésta tendrá que ser mayor (2 tonos)  o menor (1 tono y medio). Si no se corresponde con el tipo de 3ª que necesitamos, como en el caso del acorde de Re mayor, donde la 3ª ha de ser mayor y no menor, utilizaremos la alteración necesaria para modificar este intervalo. Por último, superponemos una quinta sobre la fundamental (o una segunda tercera sobre la primera), y  si fuera necesario modificaremos este intervalo como antes he mencionado.

 

Llamamos acorde al conjunto armónico formado por al menos tres sonidos distintos. En la música de la práctica común, además, los sonidos de un acorde deben poderse ordenar por terceras superpuestas.  

Durante la práctica común prevaleció el sistema tonal bimodal, es decir, el sistema que se fundamenta en las escalas mayor y menor (y sus derivadas).

 

Si encima de cada una de las escalas de este sistema superponemos dos líneas, una a distancia de 3ª y otra de 5ª, respecto de la escala original, obtendremos los acordes tríadas que aparecen en cada modo.

 

Pueden tipificarse cuatro tipos de acordes tríadas:

 

  • Perfecto mayor: Formado por una 3ª mayor y una 5ª justa (o una 3ª mayor más una 3ª menor)
  • Perfecto menor: Formado por una 3ª menor y una 5ª justa (o una 3ª menor más una 3ª mayor)
  • Quinta aumentada: Formado por una 3ª mayor y una 5ª aumentada (o dos 3ª mayores)
  • Quinta disminuida: Formado por una 3ª menor y una 5ª disminuida (o dos 3ª menores)

Ayuda El Sapo Sabio




Categorías
Archivos
Numen, rock progresivo
Comentarios recientes
Canal Youtube Sapo Sabio
Libros de M. Mas Devesa

Fundamentos de Composición
Rivera Editores

Look inside. Mira dentro