Ascensor y poleas 03

 
Una persona de 80 kg está subida en una báscula dentro de un ascensor. Cuando el ascensor arranca la báscula marca 4 kp menos que el peso de la persona, determina la aceleración del ascensor y su sentido.
 
Solución:
 
Datos: m = 80 kg; g = 9,8 m/s2; N = P – 4 kp 
 
Si el ascensor está parado no existe aceleración, luego la báscula marca el peso real de la persona, o sea, P.
 
Lo que marca la bascula es la reacción de ésta sobre el hombre, es decir, la normal.
 
Si la báscula marca un peso inferior al de la persona en el momento inicial es porque el ascensor empieza a bajar, luego el sentido de la aceleración ha de ser hacia abajo, veamos si es cierto.

 

Fuerzas que actúan sobre la báscula cuando el ascensor arranca:

 

 

El valor de la aceleración es positivo, por lo tanto el ascensor se mueve en el sentido que se había supuesto, es decir, bajando. 

¿Qué mide una báscula?

Al contrario de lo que el vulgo piensa, una báscula no mide el peso de quién en ella se sube. El peso de una persona es la fuerza con que la Tierra tira de ella, así que el peso actúa sobre la persona y sobre nadie más (no hará que la báscula marque)

 

Cuando una persona está sobre una báscula, ésta ejerce sobre ella una fuerza normal N hacia arriba  y, a su vez, la persona ejerce sobre la báscula una fuerza igual, N, hacia abajo que es la que hace marcar a la báscula.

Lo que mide la báscula es la fuerza de contacto con la persona: N.

Ahora cabe hacer la siguiente pregunta:

¿Esta fuerza de contacto vale lo mismo que el peso?

Si el conjunto persona – báscula tiene aceleración vertical, la respuesta es no.

 

 

 

  

Deja un comentario

AYUDA EL SAPO SABIO

Categorías
Canal Sapo Sabio
Numen, rock progresivo