Archivo de diciembre de 2010

 
Familia: Papaveráceas (Papaveraceae).
 
Nombres comunes: Amapola común, ababol, babol, rosillas.
 
 
 
 
Descripción: Planta herbácea, anual, de tallos erectos y cubierta de pelos rígidos y erectos (híspida), que suelen ser de color blanco, amarillo o incluso púrpura. Mide de 10 a 80 cm de altura.
 
Las hojas son alternas y divididas, siendo doblemente pinnadas y formando lóbulos estrechos con formas ovaladas o lanceoladas.
 
Las flores son actinomorfas, aparecen solitarias y tienen un pedúnculo cubierto de pelos rígidos. Están compuestas por 2 sépalos que se caen fácilmente y por 4 pétalos de color rojo intenso que suelen poseer una mancha negra en la base de éstos. Tienen numerosos estambres filiformes con anteras de color violeta o azul.
 
 
El fruto es casi esférico, pero un poco más largo que ancho, con la base redondeada, glabro (sin pelos) o con pocos pelos, con un disco apical plano o un poco convexo dividido en unos 8-14 radios.
 
Contiene numerosas semillas.
 
 
           
Época de floración: De febrero a julio.
 
Hábitat: Aparece en márgenes de caminos, campos abandonados y campos cultivados de cereales, también en herbazales nitrófilos.
 
Distribución: Subcosmopolita. Se encuentra en Europa, norte de África, Macaronesia, Asia central y occidental y Japón. Aparece desde el nivel del mar hasta los 1900 m. de altitud.
 
 
Usos: Se utilizan los pétalos en infusión para curar dolencias respiratorias como la tos persistente e irritante, la faringitis o la traqueitis. También se usa como sedante o para tratar el insomnio en niños.
 
Las semillas se emplean en panadería y repostería.
 
 
 
 
 
 
 
 

Categorías
Canal Sapo Sabio
Numen, rock progresivo