Archivo de enero de 2010

Familia: Compuestas o Asteráceas (Compositae o Asteraceae).

Nombres comunes: Manzanilla dulce, manzanilla fina, camomila, manzanilla de Castilla, manzanilla alemana.
 
Descripción: Planta herbácea, anual, de hasta 60 cm. de altura. Los tallos son erguidos, finos y ramificados. Las hojas son alternas y bipinnadas, es decir, divididas en foliolos que se disponen en ramificaciones secundarias.  Las inflorescencias aparecen al final de cada tallo en forma de capítulo. Estos capítulos poseen un receptáculo hueco y cónico, rodeado por flósculos, que son flores hermafroditas de color amarillo, con forma de tubo y terminados en 5 lóbulos. El capítulo también contiene lígulas, que son a su vez, flores femeninas de color blanco que van descolgándose a medida que maduran. Los frutos son aquenios de color verde amarillento.
 
 
Época de floración: De Mayo a Agosto.
 
Hábitat: Aparece en herbazales nitrófilos, bordes de caminos. También se cultiva en algunas zonas.
 
Distribución: Se extiende por casi toda Europa y parte de Asia. Se ha introducido en América y Australia, llegando a naturalizarse en algunas zonas.
 
Usos: Planta medicinal muy usada en el Mediterráneo en forma de infusión. Tiene propiedades tranquilizantes, antisépticas, antiespasmódicas, hepáticas, antiinflamatorias y diuréticas. Se suele usar como digestiva por sus beneficios para el estómago. También está indicada para los cólicos intestinales y biliares. En cosmética es usada para aclarar el pelo. Otro de sus usos más comunes es el lavado y tratamiento de infecciones oculares, conjuntivitis, etc.
 
 
La droga o principio activo más importante de la manzanilla, es el camazuleno, que aparece en mayor concentración en los flósculos del capítulo. El resto del capítulo contiene esta sustancia en menor proporción. Los tallos y hojas carecen de este aceite esencial. Otros componentes son el ácido alfa-bisabolol, ácido salicílico, ácido ascórbico (vitamina C), ácido oleico, ácido cafeico, etc. Contiene también fructosa, galactosa y glucosa.
 
 

Familia: Erináceos (Erinaceidae).

Descripción: Mamífero insectívoro muy primitivo, con una anatomía  poco especializada. El  cuerpo  está completamente recubierto de púas o espinas, exceptuando la cabeza y las patas. Color pardo grisáceo. El hocico es alargado, puntiagudo y de color negro. Las orejas son bastante cortas y redondeadas en esta especie, a diferencia del erizo moruno (Atelerix algirus) que las tiene algo mayores. Puede alcanzar los 25 cm. de longitud y el peso ronda los 800-1000 gramos. La zona ventral está recubierta de un pelaje claro. Patas cortas con fuertes uñas encorvadas. Todas sus extremidades poseen cinco dedos. Ojos oscuros, no muy grandes y redondeados. Las espinas alcanzan los 2,5 cm. de longitud y son de varios colores que van desde el blanco, pasando por el pardo, hasta el  color oscuro en la zona central. Las espinas son en realidad pelos modificados procedentes de folículos de la dermis.
 
 
Las púas disponen de un músculo erector que permite levantarlas o dejarlas en reposo. La musculatura de la piel es lo más destacable, ya que es bastante potente y sin ella no podría erizar las espinas. Presentan una corta cola que ronda los 2-3 cm. de longitud.
 
La fórmula dentaria es la siguiente:
 
 I: 3/2; C: 1/1; PM: 3/2; M: 3/3 =36 
 
La visión de los erizos no es muy buena, al contrario que el olfato que es excelente. La longevidad es de unos 10 años aproximadamente.

 

Costumbres: Es de hábitos principalmente nocturnos, pasando el día oculto en pequeños refugios o entre los arbustos.

El erizo, para obtener su alimento, utiliza el olfato. Suele olisquear bajo la hojarasca, mueve pequeñas piedras e indaga en grietas y agujeros hasta que localiza alguna presa.
 
Presenta letargo invernal o hibernación. Para ello, acumulan grasa en distintas partes del cuerpo y disminuyen el ritmo cardíaco y el metabolismo. Es un animal de movimientos lentos. Cuando detecta algún peligro, se detiene y se convierte en una bola, ocultando la cara, las patas y el vientre en el interior de esta fortaleza de pinchos. Si el predador continua molestando al erizo, éste levanta aún más las espinas para que se pinche su enemigo. Se trata de un mecanismo de defensa pasiva.
 

Dieta: El erizo se alimenta principalmente de pequeños invertebrados tales como gusanos, lombrices, orugas, babosas, caracoles, etc. También se alimenta de artrópodos como los arácnidos, coleópteros, dípteros y lepidópteros entre otros.

En ocasiones, se alimentan de semillas, bayas y frutos, por ello se dice que son omnívoros. A veces, también captura pequeños anfibios, reptiles y huevos de aves.
 
Reproducción: En la parada nupcial del erizo, es el macho quien localiza a la hembra a través del olfato. Éste suele perseguirla, ya que al principio es poco receptiva. La época de reproducción tiene lugar entre los meses de Marzo a Septiembre. La gestación dura alrededor de 5-6 semanas. Suele haber 2 partos por año, y el número de crías varía de 2 a 10 en cada parto. El erizo suele fabricar un nido con restos de hojas secas. Durante 20 días aproximadamente, permanecerán las crías en dicho nido. A partir de entonces, saldrán con la madre en busca de alimento. Al nacer son ciegos y sordos, y no tendrán púas hasta el tercer día de vida.

 

Hábitat: Puede vivir en bosques de coníferas y frondosas, bosque mediterráneo, estepas, campos de cultivo, matorrales, monte bajo, zonas abiertas, marismas, zonas de ribera, etc. Se le ha llegado a ver en zonas urbanas y jardines. Suele preferir zonas secas antes que lugares fríos y húmedos.

Enemigos: Hombre, carnívoros como el zorro, perro, etc. También algunas rapaces, como por ejemplo  el búho real. Los atropellos en las carreteras son también una causa importante de mortandad entre los erizos, debido a su costumbre de detenerse ante el menor peligro.
 
Distribución: Toda Europa, salvo las Islas Baleares. Escasea en zonas frías como la cordillera pirenaica y el norte de Europa.

  

 Familia: Rosaceae (Rosáceas).

Descripción: Arbusto caducifolio o pequeño árbol que puede sobrepasar los 15 m. de altura, con una corteza lisa y de color gris. Hojas enteras, alternas, con formas que van desde redonda hasta oval-lanceolada, con margen aserrado y nervios bien marcados. Tiene un peciolo corto. El haz es de color verde, mientras que el envés es peloso y de color plateado. Las flores son blancas y agrupadas en ramilletes (corimbos) en el extremo de cada rama. Están formadas por 5 pétalos redondeados y multitud de estambres. Tanto el cáliz como el pedicelo están recubiertos de pelos, que van perdiendo conforme se forma se forma el fruto. Los frutos son de forma redondeada, carnosos, de color rojo o anaranjado, que conservan en la parte delantera restos del cáliz.
 
Época de floración: De Abril a Julio. Los frutos maduran entre Septiembre y Octubre.
 
Hábitat: Aparece tanto en terrenos calizos como silíceos, prefiriendo los calizos. Habita desde los 500 hasta los 2000 m. de altura. Se encuentra en bordes de caminos, claros de bosques, robledales, hayedos, carrascales, en matorrales secos y en laderas pedregosas donde previene de la erosión. No forma grupos densos apareciendo normalmente disperso.
 
Distribución: Se encuentra en gran parte de Europa, noroeste de África, oeste de Asia, Islas Canarias (Tenerife y La Palma). Dentro de la Península Ibérica es menos frecuente en el oeste y suroeste peninsular.
 
Usos: En jardinería se usa como ornamental o para aprovechamiento de sus frutos. Su madera es buena y se emplea para fabricar mangos de herramientas y utensilios de cocina. También se utiliza como combustible, ya que se obtiene un carbón de calidad. Sus frutos harinosos, se pueden comer. Antiguamente se secaban y molían para mezclar con la harina y cocinar pan. Además, si se fermentan, se consigue un vinagre para uso culinario.
 

Ayuda El Sapo Sabio

Categorías
Canal Sapo Sabio
Numen, rock progresivo