Archivo de diciembre de 2009

ETAPAS DE LA MULTIPLICACIÓN VÍRICA

 Básicamente, la multiplicación vírica se divide en 4 etapas:
 
-Periodo de adsorción
-Periodo de eclipse
-Periodo de maduración
-Liberación
 
Los virus son bastante específicos en cuanto al tipo de célula que atacan (rango de huéspedes: espectro de tipos celulares que el virus es capaz de infectar). Para que se produzca la infección, es necesario que la célula huésped disponga de los  receptores de membrana adecuados para las proteínas de superficie del virus. Si esto no es así, el virus no podrá fijarse a dicha célula.
 
Por lo tanto, el primer paso en la multiplicación vírica, es la fijación a la superficie celular mediante el contacto entre las proteínas del virus y los receptores de la célula. Generalmente, los receptores situados en la membrana plasmática suelen estar formados por glucoproteínas, proteínas, polisacáridos o lipopolisacáridos.
 
Las adhesinas del virus, una vez se enlazan con su receptor, provocan la penetración del virus hacia el interior de la célula. Una vez dentro de la célula, pasa desapercibido casi por completo para el sistema inmunológico del huésped. Una forma de defenderse frente a los virus es mediante la secreción de anticuerpos específicos que se unen a las proteínas del virus bloqueándolos, impidiendo así su unión con las proteínas celulares. Estos virus neutralizados, son localizados con mayor facilidad por parte de los macrófagos que los destruyen posteriormente.
 
En el caso de los virus con cubierta y más concretamente en los ortomixovirus, la nucleocápside es liberada del fagosoma al fundirse la cubierta con éste.
 
A continuación se produce el periodo de eclipse donde tiene lugar la pérdida de la cápside, la replicación del ácido nucleico y la síntesis de proteínas del virus. La replicación se compone de 4 etapas básicas:
 
 
-Producción de RNA mensajero para la fabricación de proteínas virales.
 
-Síntesis de proteínas tempranas como son las polimerasas (enzimas) de DNA o RNA, cuya función es la replicación del genoma viral.
 
-Replicación del ácido nucleico viral.
 
-Síntesis de proteínas tardías como son las proteínas estructurales que servirán para formar la nucleocápside.
 
 
A continuación, tiene lugar el periodo de maduración, donde se ensamblan todas las piezas para formar nuevas partículas víricas.
 
Por último, se produce la fase de liberación, que puede lisar o no la célula. A partir de este momento empiezan a detectarse virus extracelulares con capacidad para infectar nuevas células.
 
El tiempo que transcurre entre la infección y la aparición de nuevos virus extracelulares se denomina periodo de latencia. En el caso de virus animales este tiempo oscila entre varias horas y muchos días.

 

 

Familia: Rosaceae (Rosáceas).

Descripción: Arbusto de hasta 4 metros de altura, muy ramificado y espinoso, con corteza de color oscuro que con el tiempo es casi negra. Las hojas son simples, de forma lanceolada, con borde aserrado y peciolo corto. Las flores, que aparecen antes que las hojas, sobre las ramas del año anterior, son solitarias, agrupadas de dos en dos o incluso en tríos. Son de color blanco con 5 pétalos y unos 15 estambres. Los frutos, llamados endrinas, son drupas esféricas de color azul al principio que se vuelven negruzcas con el tiempo. Son de sabor áspero y carne rojiza. Maduran a finales del verano y permanecen en las ramas hasta el invierno siendo el alimento de pájaros y mamíferos. Estas endrinas suelen tener mejor sabor después de la primera helada.
 
 
Época de floración: De Febrero a Mayo.
 
Hábitat: Bordes y claros de bosque, matorrales soleados y laderas pedregosas.
 
Distribución: Vive en casi toda Europa, oeste de Asia y noroeste de África. En la Península Ibérica, aparece desde el centro hacia el norte, siendo poco frecuente en el sur.
 
Usos: El fruto se macera en aguardiente para producir un licor conocido como “Pacharán”. También se prepara un jarabe con ellos que se utiliza contra la diarrea. Con las flores, en cambio, se puede hacer una infusión que se usa como laxante. Este arbusto, también se emplea para formar setos ya que se adapta a todo tipo de suelos y su poda no afecta a su desarrollo. Su madera se usa para fabricar mangos de herramientas. 

Familia: Iridaceae (Iridáceas)
 
Descripción:   Planta herbácea, bulbosa, de hasta 80 cm de altura. Hojas lineares, basales, de color verde claro y de hasta 40 cm. de altura. Las flores aparecen en grupos de 3 a 6, son de gran tamaño y liberan un perfume agradable. Están formadas por 6 tépalos, teniendo los 3 externos una mancha amarilla en el interior de la garganta. La zona central de éstos presenta manchas moradas y blancas a modo de ramificaciones que desaparecen hacia el exterior del tépalo, siendo éste a partir de ahí, de color morado uniforme. Los 3 tépalos internos son similares pero erguidos. Los estambres son blancos. Fruto en cápsula.  
 
 
Época de floración: De Enero a Mayo.
 
Hábitat:  Matorrales, prados secos y borde de caminos. Se ha naturalizado en muchos lugares a causa de su uso como planta ornamental.  
 
Distribución: Es de origen europeo, pero su distribución es amplia debido a su extensión en jardinería.
 
Usos: Ornamental. Se utiliza en la fabricación de perfumes y licores por su olor a violetas. Antiguamente se usaba para curar problemas respiratorios, pero en la actualidad se desaconseja debido a su alta toxicidad.

  

Categorías
Canal Sapo Sabio
Numen, rock progresivo