Archivo de la categoría ‘Mamíferos’

Familia: Erináceos (Erinaceidae).

Descripción: Mamífero insectívoro muy primitivo, con una anatomía  poco especializada. El  cuerpo  está completamente recubierto de púas o espinas, exceptuando la cabeza y las patas. Color pardo grisáceo. El hocico es alargado, puntiagudo y de color negro. Las orejas son bastante cortas y redondeadas en esta especie, a diferencia del erizo moruno (Atelerix algirus) que las tiene algo mayores. Puede alcanzar los 25 cm. de longitud y el peso ronda los 800-1000 gramos. La zona ventral está recubierta de un pelaje claro. Patas cortas con fuertes uñas encorvadas. Todas sus extremidades poseen cinco dedos. Ojos oscuros, no muy grandes y redondeados. Las espinas alcanzan los 2,5 cm. de longitud y son de varios colores que van desde el blanco, pasando por el pardo, hasta el  color oscuro en la zona central. Las espinas son en realidad pelos modificados procedentes de folículos de la dermis.
 
 
Las púas disponen de un músculo erector que permite levantarlas o dejarlas en reposo. La musculatura de la piel es lo más destacable, ya que es bastante potente y sin ella no podría erizar las espinas. Presentan una corta cola que ronda los 2-3 cm. de longitud.
 
La fórmula dentaria es la siguiente:
 
 I: 3/2; C: 1/1; PM: 3/2; M: 3/3 =36 
 
La visión de los erizos no es muy buena, al contrario que el olfato que es excelente. La longevidad es de unos 10 años aproximadamente.

 

Costumbres: Es de hábitos principalmente nocturnos, pasando el día oculto en pequeños refugios o entre los arbustos.

El erizo, para obtener su alimento, utiliza el olfato. Suele olisquear bajo la hojarasca, mueve pequeñas piedras e indaga en grietas y agujeros hasta que localiza alguna presa.
 
Presenta letargo invernal o hibernación. Para ello, acumulan grasa en distintas partes del cuerpo y disminuyen el ritmo cardíaco y el metabolismo. Es un animal de movimientos lentos. Cuando detecta algún peligro, se detiene y se convierte en una bola, ocultando la cara, las patas y el vientre en el interior de esta fortaleza de pinchos. Si el predador continua molestando al erizo, éste levanta aún más las espinas para que se pinche su enemigo. Se trata de un mecanismo de defensa pasiva.
 

Dieta: El erizo se alimenta principalmente de pequeños invertebrados tales como gusanos, lombrices, orugas, babosas, caracoles, etc. También se alimenta de artrópodos como los arácnidos, coleópteros, dípteros y lepidópteros entre otros.

En ocasiones, se alimentan de semillas, bayas y frutos, por ello se dice que son omnívoros. A veces, también captura pequeños anfibios, reptiles y huevos de aves.
 
Reproducción: En la parada nupcial del erizo, es el macho quien localiza a la hembra a través del olfato. Éste suele perseguirla, ya que al principio es poco receptiva. La época de reproducción tiene lugar entre los meses de Marzo a Septiembre. La gestación dura alrededor de 5-6 semanas. Suele haber 2 partos por año, y el número de crías varía de 2 a 10 en cada parto. El erizo suele fabricar un nido con restos de hojas secas. Durante 20 días aproximadamente, permanecerán las crías en dicho nido. A partir de entonces, saldrán con la madre en busca de alimento. Al nacer son ciegos y sordos, y no tendrán púas hasta el tercer día de vida.

 

Hábitat: Puede vivir en bosques de coníferas y frondosas, bosque mediterráneo, estepas, campos de cultivo, matorrales, monte bajo, zonas abiertas, marismas, zonas de ribera, etc. Se le ha llegado a ver en zonas urbanas y jardines. Suele preferir zonas secas antes que lugares fríos y húmedos.

Enemigos: Hombre, carnívoros como el zorro, perro, etc. También algunas rapaces, como por ejemplo  el búho real. Los atropellos en las carreteras son también una causa importante de mortandad entre los erizos, debido a su costumbre de detenerse ante el menor peligro.
 
Distribución: Toda Europa, salvo las Islas Baleares. Escasea en zonas frías como la cordillera pirenaica y el norte de Europa.

  

Ayuda El Sapo Sabio

Categorías
Canal Sapo Sabio
Numen, rock progresivo