Archivo de la categoría ‘Inmunología’

ETAPAS DE LA MULTIPLICACIÓN VÍRICA

 Básicamente, la multiplicación vírica se divide en 4 etapas:
 
-Periodo de adsorción
-Periodo de eclipse
-Periodo de maduración
-Liberación
 
Los virus son bastante específicos en cuanto al tipo de célula que atacan (rango de huéspedes: espectro de tipos celulares que el virus es capaz de infectar). Para que se produzca la infección, es necesario que la célula huésped disponga de los  receptores de membrana adecuados para las proteínas de superficie del virus. Si esto no es así, el virus no podrá fijarse a dicha célula.
 
Por lo tanto, el primer paso en la multiplicación vírica, es la fijación a la superficie celular mediante el contacto entre las proteínas del virus y los receptores de la célula. Generalmente, los receptores situados en la membrana plasmática suelen estar formados por glucoproteínas, proteínas, polisacáridos o lipopolisacáridos.
 
Las adhesinas del virus, una vez se enlazan con su receptor, provocan la penetración del virus hacia el interior de la célula. Una vez dentro de la célula, pasa desapercibido casi por completo para el sistema inmunológico del huésped. Una forma de defenderse frente a los virus es mediante la secreción de anticuerpos específicos que se unen a las proteínas del virus bloqueándolos, impidiendo así su unión con las proteínas celulares. Estos virus neutralizados, son localizados con mayor facilidad por parte de los macrófagos que los destruyen posteriormente.
 
En el caso de los virus con cubierta y más concretamente en los ortomixovirus, la nucleocápside es liberada del fagosoma al fundirse la cubierta con éste.
 
A continuación se produce el periodo de eclipse donde tiene lugar la pérdida de la cápside, la replicación del ácido nucleico y la síntesis de proteínas del virus. La replicación se compone de 4 etapas básicas:
 
 
-Producción de RNA mensajero para la fabricación de proteínas virales.
 
-Síntesis de proteínas tempranas como son las polimerasas (enzimas) de DNA o RNA, cuya función es la replicación del genoma viral.
 
-Replicación del ácido nucleico viral.
 
-Síntesis de proteínas tardías como son las proteínas estructurales que servirán para formar la nucleocápside.
 
 
A continuación, tiene lugar el periodo de maduración, donde se ensamblan todas las piezas para formar nuevas partículas víricas.
 
Por último, se produce la fase de liberación, que puede lisar o no la célula. A partir de este momento empiezan a detectarse virus extracelulares con capacidad para infectar nuevas células.
 
El tiempo que transcurre entre la infección y la aparición de nuevos virus extracelulares se denomina periodo de latencia. En el caso de virus animales este tiempo oscila entre varias horas y muchos días.

 

 Influenzavirus A

(Gripe porcina, Gripe A, H1N1)

 

CÁPSIDE
 
La cápside es la envoltura proteica que envuelve al ácido nucleico. Ésta a su vez se compone de unas subunidades más pequeñas denominadas capsómeros. La cápside de los ortomixovirus (virus de la gripe) tiene forma helicoidal.
 
Denominamos nucleocápside al conjunto formado por el ácido nucleico y la envoltura proteica.
 
La función principal de la cápside es proteger al ácido nucleico de las agresiones externas. Un ejemplo es que impide la digestión del genoma vírico por parte de las nucleasas.
 
Otra función es la de proporcionar adhesinas, que facilitan la unión con la célula huésped.
 
En definitiva, protege al virus y aumenta su capacidad de infección.
 
 
CUBIERTA
 
La envoltura o cubierta es la parte más externa del virus. Suele contener lípidos del huésped y proteínas específicas del virus (proteínas de matriz y glucoproteínas).

Los virus que carecen de cubierta se denominan virus desnudos.
 
Las proteínas de la matriz sirven de enlace entre la cápside y la cubierta.
 
Los antígenos externos están formados por glucoproteínas. Estas glucoproteínas funcionan como hemaglutininas y neuraminidasas.
 
Podemos concluir diciendo, que la cubierta actúa como una capa protectora frente a las condiciones ambientales y también puede facilitar la infección en algunos casos.
 

En el caso de la gripe, el virus posee una cubierta formada por una doble capa de lípidos. Esta capa lipídica recubre por el interior la proteína de matriz mientras que en su parte externa presenta glucoproteínas (hemaglutininas y neuraminidasas). Estas glucoproteínas externas actúan como antígenos responsables de la unión del virus con los receptores celulares del huésped (células del aparato respiratorio) y su posterior penetración en la célula. También mejoran la liberación de los virus y aumentan la expansión de éstos.

 

 Influenzavirus A

(Gripe porcina, Gripe A, H1N1)

  

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS VIRUS
 
Los virus son de pequeño tamaño.
 
No tienen ningún tipo de organización interna.
 
Tienen 2 fases, es decir, una fase extracelular o virión y una fase intracelular. El virión es el virus completo, ácido nucleico en el interior de una cápside proteica. Es la partícula infecciosa propiamente dicha y es la encargada de transmitir el material genético. No realiza ningún tipo de reacción metabólica. Si posee enzimas cuya misión es la de realizar la infección. Entre ellas está la lisozima, que se encarga de dañar y catalizar la hidrólisis de las uniones beta 1,4 entre los residuos de ácido N-acetilmurámico y N-acetil-D-glucosamina de algunas  membranas. Otras enzimas presentes son la neuraminidasa, cuya principal función es la de romper la unión molecular entre la hemaglutinina del virus y el ácido siálico de la célula permitiendo que los viriones puedan despegarse de ésta y replicarse dentro de otras. Las DNA polimerasas, son responsables de la replicación del genoma y las transcriptasas inversas,  son las que permiten a los virus de RNA realizar la transcripción inversa y así producir DNA a partir de RNA.
 

 

La fase intracelular tiene lugar cuando el virión introduce el genoma en el interior de la célula huésped y comienza la replicación vírica (infección).
 
Según el tipo de hospedador tenemos virus animales, virus vegetales y virus bacterianos (bacteriófagos).
 
El material genético de los virus puede estar formado por ADN o por ARN. A su vez éste puede ser monocatenario o bicatenario. Los monocatenarios pueden ser de sentido positivo (+),es decir, con la misma polaridad que el ARN mensajero, o negativo(-) con igual polaridad que las cadenas complementarias de este RNA.
 
Si hay varias partículas de ácido nucleico, se dice que el genoma está fragmentado.
 
En cuanto a la cápside podemos decir que se trata de una envoltura proteica con gran diversidad de formas como pueden ser icosaédricas, helicoidales, complejas,etc

 

 

Ayuda El Sapo Sabio

Categorías
Canal Sapo Sabio
Numen, rock progresivo